Restaurante 4 Estaciones, Vejer de la Frontera ( Cádiz)

Después de mi querida Málaga, la provincia de Cádiz es mi debilidad, ya lo sabéis, y de nuevo he tenido la suerte de escaparme un fin de semana esta vez para regresar a uno de los pueblos más bonitos de España: Vejer de la Frontera. Allí hemos disfrutado de su historia, de su precioso casco histórico y como no, de la buena gastronomía visitando un restaurante que que es una delicia para los sentidos: 4 Estaciones, ofreciendo cocina local con toques asiáticos. La ecuación perfecta.

El empresario vejeriego Alberto Reyes abrió hace año y medio ( mayo de 2017) las puertas de 4 Estaciones y el resultado de momento es un éxito, estando muy de moda en toda la zona. Razones no le faltan ya que su cuidada cocina tiene sabores frescos, divertidos y actuales. La carta combina a la perfección la cocina local con toques asiáticos o sudamericanos. Un acierto total.


Además el local es acogedor, con un mobiliario muy cuidado, música de ambiente bien seleccionada y todo perfectamente organizado. Cuenta dos comedores diferenciados y la encantadora terraza, ideal para el buen tiempo.


Pero vamos con lo que importa que es a lo que hemos venido, a disfrutar. Aquí todos los platos son muy buenos y creo que pidas lo que pidas vas a salir encantado. Para empezar nos traen las riquísimas croquetas Chily Crab, una maravilla sabor y textura perfectamente presentados en la concha de un cangrejo buey. 
Ya probando este primer plato me dí cuenta de que iba a comer como los ángeles en 4 estaciones y el Tartar de atún rojo con un toque vietnamita me lo confirmó. Que maravilla de sabor, que jugosidad la de este atún y que de distintos sabores en la boca. Le doy un 10 y porque no hay más.

Tampoco podéis de dejar de probar divertido Saam de langostinos, aguacate y cebollita roja y disfrutar de una explosión de sabores en la boca. Por supuesto para disfrutarlo como se merece hay que comerlo con la mano.
La carta no es muy amplia pero si suficiente y perfectamente equilibrada por eso si eres carnívoro también tienes opciones además del pescado de la zona. Las Costillas de cerdo ibérico un pelín picantonas son adictivas a más no poder. La calidad de la carne cuenta ( por supuesto de la carnicería local Paco Melero) como también sus 18 horas de cocción a baja temperatura y marinadas con una salsa de kimchi de la que quiero la receta para reproducirla en casa. No queda otra que chuparte los dedos.


Por cierto, a mis peques les dimos a probar un poco de nuestros platos y además disfrutaron de una deliciosa hamburguesa de ternera retinta, pan casero y deliciosas patatas fritas de la huerta.

Llega la hora de los postres y Alberto nos recomienda un clásico que me encanta, brownie de chocolate esta vez sobre una riquísima crema de albaricoque. ¡No os lo perdáis los amantes de este postre porque está espectacular!. También probamos otra exquisitez, la original esponja de limón con crema de quesos y cítricos.  Sabor diferente y fresco, ideal para acabar una gran comida. No queremos que se acabe de lo rico que está pero al final y casi con pena lo tenemos que terminar. ¡Pedazo de postre!

Nos vamos encantados de este coqueto restaurante que ofrece cocina de muchos quilates y al que le auguro muchos éxitos. Felicito a Alberto, al personal de la sala y a Paco, su joven cocinero porque me han hecho disfrutar de lo lindo con su excelente cocina y su magnífico trato. Volveré......


Donde está: C/ Juan Relinque, 3. Vejer de la Frontera. Reservas: 640 626 908

Comentarios

Entradas populares