Buscar este blog

sábado, 11 de febrero de 2017

Comer en Úbeda: restaurante-tapería Antique

Que sí, que sí. Me encanta comer y probar nuevos restaurantes. No lo puedo evitar. Si es viajando mejor que mejor. Por eso luego tengo a mis amigos, conocidos y familiares preguntándome donde pueden ir a comer un fin de semana o donde pueden comer en tal ciudad.
Para todos ellos y para todos vosotros os traigo uno que no falla y del que salí encantado a pesar de lo poco que probé. Está en Úbeda y se llama tapería- restaurante Antique.

3 pilares básicos cimentan la estructura de este lugar donde se puede tapear desenfadadamente o comer con mesa y mantel: tradición, innovación y calidad.

En su carta hay platos tradicionales del recetario popular pero muchos de ellos con su toque moderno, dándole al plato una vuelta de tuerca: raviolis de rabo de toro, ensalada de pollo en escabeche, crema de patata con pulpo, carnes de caza, tataki de atún, risottos o los clásicos revueltos llenos de sabor.


El local donde tapeamos es elegante, acogedor y montado con gusto, el salón del restaurante no lo conocí. Y del servicio puedo decir que en mi caso fue atento y amable así que más no pude pedir.

Deciros que hay un espacio para tapear y otro más elegante para comer con mesa y mantel. Nosotros tapeamos y nos encantó lo que probamos: las croquetas son el termómetro de un restaurante y si te hacen suspirar ten por seguro que la cocina será memorable.

En Antique las croquetas nos parecieron jugosas y deliciosas. Mención aparte el revuelto de patatas con jamón ibérico y huevo, quizás el mejor que he probado en mi vida ( y ya llevo muchos..). El flamenquín acompañado de patatas gratinadas fue un éxito entre mis hijos, que dieron buena cuenta de él.

Y no nos hizo falta probar más, aunque nos hubiera gustado ( veníamos de esperar 30 minutos en el gastrobar el Maño para una cerveza con tapa. Mejor evitarlo). Seguro que toda la carta de Antique tiene el mismo nivel que estos tres platos que probamos así que ya tengo excusa para volver.

Si pasáis por la preciosa Úbeda, ciudad del Renacimiento, id a Antique a comer que no os vais a arrepentir. Ni mucho menos...... 
Donde está
Calle Real, 25. Tlfno: 953 75 76 18

jueves, 29 de diciembre de 2016

Eboka Restaurante, Málaga

Málaga capital cuenta cada día con mejores locales para comer bien y salir satisfechos y Eboka es buena prueba de ello. Inaugurado el pasado verano, se ha convertido en poco tiempo en un referente de la gastronomía de la capital de la Costa del Sol y es que su alma mater, Antonio Fernández sabe de esto un rato ( recientemente ha sido nombrado mejor sumiller de Málaga 2016).



Antonio ha ido evolucionando desde que empezó en la Escuela de La Consula y el restaurante familiar Nerva, pasando por Dom Vinos hasta llegar a Eboka, un local pensado para triunfar. Desde la decoración del local, una maravilla de Sofia Ramiro hasta su cuidada carta, el trato de los camareros, la calidez y profesionalidad de Antonio con todo lo que hace, la variedad de vinos, su cerveza artesanal... Todo cuidado hasta el más mínimo detalle para satisfacer al cliente. Aquí tenéis mi experiencia en Eboka.

La carta de Eboka es variada y tiene muchos platos del recetario tradicional con un toque moderno, además de las sugerencias de la semana. Los postres también merecen la pena si te queda hueco y carta de vinos es amplísima y acertada. Antonio es un magnífico sumiller y te sorprenderá con sus aportaciones.

Para empezar probamos la cerveza artesanal Eboka, elaborada artesanalmente por 84 brewers. Muy fresca y suave pero os ha de gustar este tipo de cervezas donde se nota mucho el gas.
El foie micuit hecho en casa, reducción de p.x, pasas y vainilla es ideal para iniciar la comida y compartirlo en mesa.


Habiendo porra antequerana en la carta tenía que pedirla así que probamos una tapa. Muy rica aunque noté demasiado verde por encima. si me gustó más el añadido del  atún marinado.  La ensaladilla rusa de gambas y ventresca de atún napada de mayonesa de oliva me pareció muy suave y es un acierto seguro.

Como queríamos probar muchas cosas, también pedimos tapa de ensalada de rúcula, dados de aguacate y pulpo con emulsión de mostaza y erizos. Muy sabrosa y fresca.


Cada semana hay diferentes sugerencias que debéis tener en cuenta cuando vayáis, como las alubias verdinas con almejas que probé. Sabor potente para un plato muy calorífico, ideal para un día de frio. 

El ajoblanco con helado de Málaga fue quizás lo que menos me gustó y así se lo hice ver a Antonio. No noté sabor y me pareció un plato sin mucha gracia. No me recordó al ajoblanco tradicional malagueño.

Los fideos tostados con langostinos y gratén de su coral estaban riquísimos, perfecto en sabor y cocción. 

La cuenta ascendió a 50 euros dos personas sin vino, que por cierto, aquí los hay muy muy buenos. Un lugar para repetir y probar muchos más platos de su cuidada carta de cocina tradicional con guiños actuales. 




Como llegar
Calle Pedro de Toledo, 4, Málaga. Teléfono: 952 12 46 71

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Comer en Málaga: La Alvaroteca

Lejos del centro histórico de Málaga también hay vida gastronómica, aunque los restaurantes del casco histórico se lleven buena parte de la fama y de las visitas. Pero por Málaga también hay barrios periféricos donde se puede comer muy bien. Os cuento mi experiencia en La Alvaroteca, un sorprendente y genial gastrobar donde se come a las mil maravillas.


Donde está

Lo primero que llama la atención es su situación, ya que está en el barrio de Cruz de Humilladero, concretamente en calle Gerona 39. Teléfono 680 625 214. Lo segundo es su modesto aspecto desde la calle, nada que ver con lo que vas a comer dentro. De hecho, si no me lo hubieran recomendado, hubiera pasado por allí en coche y ni me hubiera percatado de su presencia.

El local

Sorprende porque desde fuera uno no se imagina lo que hay dentro. La decoración es moderna, desenfadada y bien cuidada en su salón principal, así como en el nuevo salón que han abierto recientemente. Una pequeña barra y la cocina a la vista, como debe ser.  Mesas bien montadas aunque algo cerca por el reducido espacio pero el todo es acogedor.


El espacio está decorado también con ingeniosos y positivos mensajes que logran sacarte una sonrisa, desde la puerta de entrada al baño o la entrada a la cocina.
Noté un poco de ruido ambiente, supongo que cuando uno es feliz comiendo es difícil contenerse y comentar la jugada. En poco tiempo se llenó el local y las prisas y el ruido se apoderaron de todos.

La carta

También es original la carta. Por su presentación imitando a un periódico y por lo que incluye, cocina innovadora de mucha calidad donde Álvaro Ávila da rienda suelta a toda su creatividad. Ha trabajado durante años en grandes lugares con grandes chefs y ahora en su barrio y en su local tiene más libertad: platos modernos, buena materia prima, mucho mimo y el saber hacer hacen el resto. Se puede comer aquí por ejemplo desde cocina tradicional con toques modernos hasta especialidades de distintos lugares como Asia o África así como arroces, carnes o pescados. Y no olvidaros su carta de postres o las sugerencias fuera de carta.


Todo con una magnífica presentación y con técnicas de alta cocina. Además ofrecen menús degustación con varios pases y hasta menús del día por el excelente precio de 9,95 euros.

El servicio

Muy atento, amigable rozando la camaradería y profesional, nos ofrecieron un vermú de la casa nada más empezar y fue todo un acierto. Durante el almuerzo, no paraban de preguntarnos como iba todo o si hacía falta alguna cosa. Un detalle a pulir: las conversaciones entre los camareros deben de ser más discretas....

Nuestra experiencia

Reconozco que he probado muy poco de su carta por eso me he prometido a mi mismo regresar y seguir probando algunos de sus suculentos platos.  El " lingote de foie, chocolate blanco y peta zetas " ( 13,45 euros) es uno de los platos más demandados y nos encantó. Ración abundante, una presentación de 10 y un sabor muy conseguido. Ideal para compartir en el centro de la mesa.

El arroz negro con masago,  pulpo, chipis y ali oli verde ( 9,95 euros) tenía un sabor profundo y sabroso aunque falló el pulpo, que estaba excesivamente duro. La ración una vez más más que generosa y aconsejo que sea para compartir.

El "cochinillo confitado con mango, violettes y manzana" ( 15,95)  tardó un poco en venir pero estaba tan tierno que se deshacía al tocarlo con el tenedor. Por poner un pero, uno de los lados se le había quemado, fallo perdonable pero queda muy feo en un plato.

En general puedo decir que en La Alvaroteca hay sabores profundos e intensos y que deberían pulir algunas cosas como el tiempo de espera en algunos platos o la cocción de algunos ingredientes. Pero aún así, le pongo muy buena nota y os recomiendo que os paséis por allí si queréis sorprenderos con una cocina cuidada y de mucha calidad de Álvaro. No olvidaros reservar ( 680 625 214 ) porque está teniendo tanto éxito que sin reserva os costará comer.


domingo, 16 de octubre de 2016

Jornadas gastronómicas del arroz, el Merendero de Antonio Martín ( Málaga)

Ya es la segunda vez que visito este restaurante ubicado en este mítico local malagueño junto a la playa de La Malagueta y me sirve para corroborar lo bien que se come aquí.
Esta vez he ido para conocer las jornadas de arroces que están teniendo lugar en el Restaurante el Merendero de Antonio Martín del 6 de octubre al 14 de noviembre. De nuevo he salido más que satisfecho de este local que se está convirtiendo en un lugar de culto para los amantes del buen comer.


La decoración del local me encanta por su frescura, con varios ambientes y salones, todos ellos luminosos y con vistas a la playa de la Malagueta. La carta, cocina tradicional andaluza, sigue siendo la misma pero durante estos días, incorporan 6 distintos tipos de arroces, a cual más apetitoso, que van desde los 13 hasta los 19 euros por persona.
Arroces hay muchos pero buenos de verdad hay pocos y cuesta encontrar lugares donde mimen tanto esta especialidad tan española. El servicio está también a la altura del local y están siempre atentos a cualquier detalle. Profesionales que saben lo que hacen.

Como entrante nos traen una exquisita y sabrosa terrina de anguila ahumada y pera williams con pan brioché ( 16,50 euros). Me ha sorprendido muchísimo el sabor, ya que esperaba algo más pesado y ha sido todo lo contrario. Suave y con el toque dulce de la pera hacen que este entrante sea algo especial.

El ajoblanco con tartar de atún y manzana verde es un acierto seguro y he disfrutado mucho con él. Ya lo probé en mi anterior visita y os puedo asegurar que es una delicia de plato y más malagueño imposible.

Y llega la estrella del almuerzo: el arroz. De entre los que hay estos días hemos optado por el arroz a la parte con pescado de roca, gambas y alioli. En su punto, sabroso y con el pescado, las gambas y el alioli aparte ( por cierto, el alioli demasiado pesado para mi gusto). Tenía también trozos de jibia y un pulpo tiernísimo. La verdad es me ha gustado mucho y las raciones han sido más que contundentes. Saber hacer un buen arroz tiene su técnica pero si además le sumas materias primas de primera calidad, el resultado está a la vista.

De postre pedimos la tarta de limón con merengue quemado y pistachos y un helado artesano de vainilla en tulipa de chocolate. Almuerzo ideal, en un ambiente agradable, con excelente trato y la playa como telón de fondo. No se puede pedir más.....

Como llegar
El Merendero de Antonio Martín
Plaza de la Malagueta, 4. 29016. Málaga.
Teléfono: 951 776502 

sábado, 27 de agosto de 2016

Isla Calaca, cocina refinada de México en Málaga

La cocina mexicana siempre me ha encantado y tuve la suerte de corroborarlo cuando estuve de viaje por la península del Yucatán hace ya unos años. Es por eso que de cuando en cuando me gusta visitar algún restaurante mexicano y cuando supe de la existencia de Isla Calaca, no dudé en hacerles una visita. Además fue nombrado por el Diario ABC en 2015 como uno de los 10 mejores nuevos restaurantes en España y eso es suficiente motivo para visitarlos.


Está ubicado en la zona gourmet de El Corte Inglés, en Málaga capital, junto a otros restaurantes de este conocido espacio gastronómico.Cocina mexicana con buenas materias primas y un toque moderno dan como resultado una experiencia distinta y original. Nada que ver con los restaurantes mexicanos al uso. Versión refinada de la cocina de México, lo llaman Daniel Ovadía el prestigioso chef mexicano.


El local, abierto al gran pasillo de Gourmet Experience, es acogedor e informal y su carta no es muy amplia pero cuenta con varias joyas que habrá que ir probando en futuras visitas. Tienen varios tipos de cerveza del país, vinos y sugerencias del día que conviene escuchar.



Probamos el aguachile verde vierias, cebolla morada, pepino y atole negro de limón con chilmole. Sorprendente, es como comerse México de un bocado. Me encantó el contraste de sabores y la suavidad de la vieira. Para repetir muchas veces.


El burrito de cochinita pibil es otro plato que no se cansa uno de comer. De buen tamaño y con las mejores materias primas, el resultado no puede ser mejor. Noté quizás demasiado guacamole en su interior, lo que lo hacía más jugoso aún. Buena elección.

Los chilaquiles y chicharrón en salsa rosa con huevo frito, queso y cebolla fue el plato que menos me gustó. No porque no estuviera bueno, sino por su contundencia y pesadez. Me dicen que este plato es muy popular en los desayunos mexicanos. ¡Vaya manera contundente tienen de empezar un día!!


El servicio muy atento y agradable, nos contaron costumbres culinarias de México, nos explicaron muy bien los platos y siempre atentos a nosotros. Da gusto. La cuenta ascendió a 47 euros y éramos dos personas. En definitiva, un excelente lugar para probar cocina mexicana de calidad y original.

Dirección: El Corte Inglés. Avenida Andalucía 4. Málaga.