Buscar este blog

martes, 16 de octubre de 2012

Restaurante El Portalón, Vitoria

Nuestro paso por Vitoria ha dado, como podéis imaginar, para comer más que bien ya en esta buena tierra tienen la sana costumbre de amar la buena gastronomía. Para nuestra primera cena nos han llevado a uno de los lugares con más historia y renombre de la ciudad: El Portalón. Una casa de postas del siglo XV y ejemplo de la arquitectura medieval mercantil donde hace unos siglos se podía comer, dormir, hacer negocios y hasta rezar. Fijáos si era importante que hasta tenía una capilla ya que cuando la muralla de la ciudad cerraba y las iglesias eran inalcanzables, era la única forma de pedir favores a Dios.... El local es brutal y la decoración de la época es impresionante. Nada más entrar por su enorme puerta ( aquí entraban hasta los carruajes cargados de mercancías) se respira una atmosfera diferente que te hace retroceceder en el tiempo. No en vano, aquí está todo está igual que hace unos siglos, salvando algunas restauraciones que han respetado el estado general de esta casa de postas.


Uno de los salones de El Portalón
Cerveza Keler para acompañar

Sus distintos salones desprenden historia por los cuatro costados y el nuestro, donde los mercaderes negociaban los precios de la lana, es realmente espectacular y lleno de pequeños detalles que hacen del local algo único. Pero vamos a lo que se viene aquí, a comer bien. Su carta ofrece muchos entrantes variados, mariscos, sopas y arroces, carnes y pescados. Nosotros hemos degustado el menú Torre Anda ( 39 euros iva no incluido) compuesto por unos riquísimos pimientos de cristal con emulsión de oliva,  una selección de ibéricos de bellota, un buen surtido de croquetas que me han gustado. El atún rojo con pil pil frio de soja me ha gustado bastante aunque he encontrado el plato "demasiado vacío", que le vamos a hacer. 
Hasta la camarera es de época...
Pimientos de cristal
Croquetas variadas
surtido de ibéricos
Atún rojo
solomillo a la brasa

El solomillo a la brasa está bastante rico, se nota que la carne es de la calidad aunque de nuevo echo en falta más acompañamiento... Y de postre helado de yogurt con infusión de frutos rojos. Recomendable. La verdad es que todo está muy sabroso aunque francamente tengo que decir ( no puedo callarlo) que me impresionó más el lugar que la comida de esa noche…. Comer de menú tiene estas cosas y seguro que si comemos a la carta salimos más satisfechos.
Helado de Yogur con infusión de frutos rojos

Hasta el baño es de época
Buena bodega
Y para terminar nos mostraron su bodega ( antiguas cuadras donde los animales pasaban la noche), que es digna de mención, con mucha variedad de caldos y reseñas de vinos muy importantes como Pago de Carraoveja, uno de mis vinos preferidos. Por historia, decoración y comida, hay que venir aquí si visitáis Vitoria Gasteiz, la encantadora capital del país Vasco. 
- C/ Correría 147. 945 142755


5 comentarios:

Kikas dijo...

Un clásico, la cantidad de veces que habré comido allí....
Pero, efectivamente, y dada la competencia, allí se va mas a ver.
A lo mejor, en otra ciudad, destacaba absolutamente por su comida, que realmente es buenísima...pero es que en Vitoria, hay sitios demasiado buenos para comer. Mucha competencia para poder destacar...
Es más, me pones en un aprieto si he de destacar un sitio para comer, se me ocurren 10 o 15...

Fran dijo...

Buenas kikas, siempre digo lo que pienso ( aunque vaya invitado por un ayuntamiento) y como dices se va a más a ver que a comer. Ya me dirás algunos buenos lugares porque debo volver a Vitoria si o si!!! Saludos

Antonio Ruiz dijo...

Hola Fran, tomo nota para mi viaje a Vitoria el próximo mes de diciembre. Ya estuve este pasado verano, pero repito ahora por motivos laborales.

Ya te cuento la experiencia si consigo ir al restaurante.

Abrazos.

Fran dijo...

hola Antonio, apunta estos también, escribí sobre ellos en mi blog principal: http://www.myguiadeviajes.com/2012/10/comer-en-vitoria-gasteiz/

Espero que disfrutes de la gastronomia vasca, es una delicia!!! un saludo

Antonio Ruiz dijo...

Gracias Fran, ya los ví hace tiempo en tu blog principal y la verdad es que tienen una pinta fantástica.

Menuda suerte el regalo de viaje a Vitoria. A ver si me obsequian a mi uno, jejeje!

Abrazos.