Buscar este blog

lunes, 27 de junio de 2011

Restaurante Sixtina, Santander

Siguiendo con los restaurantes que he tenido la suerte de probar en Cantabria hoy le toca el turno a Sixtina, un magnífico restaurante de cocina tradicional con toques muy actuales, cocina fusión lo llamaría yo.
Desde el mismo momento en que entré a Sixtina, saludamos a Miguel Ángel, su dueño y vi su techo pintado a semejanza de las cuevas de Altamira, pensé que se debía de comer bien allí. Me equivoqué, ya que comí mejor de lo que podía haber imaginado.




Sixtina está situado en pleno centro de Santander, concretamente en la calle del Sol 47 y muy cerca de la zona de ambiente de la ciudad. Como es un local no muy grande aconsejo reservar.
Tlfno de reservas:  942 21 95 95 Os dejo su ubicación en un mapa.


View Larger Map

El techo de Sixtina es así de original
 La decoración de las mesas es muy sencilla, nada de complicaciones ni florituras. La cocina está a la vista de los comensales, como tiene que ser. Es pequeña pero la organización se nota. El negocio familiar de tantos años se debe de notar en el día a día.  Hablando con Miguel Ángel y May, sus dueños, notamos la pasión con la que hacen las cosas, y en algo debe influir.... Uno de sus hijos está actualmente trabajando a las órdenes de Rene Redzepi, en NOMA, el mejor restaurante del mundo y nos cuentan lo ilusianado que está y las ganas que tienen que vuelva unos días para incluir alguna receta nueva a la carta del restaurante. De seguir trabajando así de bien, el futuro está asegurado en este negocio.

Cocina de Sixtina
Nuestra cena consiste en un menú degustación del que no puedo más que acordarme y reogocijarme.
¡ Cuánto disfruté de esa cena!,,,además en compañía de buenos bloggers de viajes y gastronómicos. Creo que a ellos también les entusiasmó este lugar.


Tengo que deciros que mi sentido del gusto disfrutó de lo lindo con los sabores y texturas de este local. Como entrante nos traen unas croquetas de jamón caseras de las de antes ( alguna vez he dicho que las croquetas son el termómetro de un restaurante) y un gazpacho de tomate y fresas que me pareció un acierto total. Tenía un cierto toque afrutado que lo hacía delicioso.
Después, nos deleitan con una ensalada de foie con frutos secos y tomate seco exquisita de sabor y magnífica en presentación. El plato quedó inmaculado, como no podía ser menos.


Croquetas de jamón y gazpacho de tomate y fresas.

Ensalada de foie con frutos secos y tomate seco
Seguimos con un arroz cremoso con cigala rebozada en pan de almendra que me entusiasmó. Tanto el punto y la cremosidad del arroz como el sabor del plato en sí. Además el contraste de la cigala rebozada fue un acierto total. 

El siguiente plato del menú degustación fue un rape con almejas y unas tiernas y sabrosísimas alcachofas. Nunca he probado unas alcachofas tan tiernas y sabrosas, y el pescado era fresco y muy bien hecho. Un plato tradicional pero hecho como dios manda.

Como último plato del menú degustación nos traen un pequeño (de tamaño, pero grande en su ejecución) steak tartar que me dejó extasiado. No había probado este suculento plato antes, y he de decir que posiblemente no lo comeré igual de bien que aquí. Me impresionó.
Y de postre chocolate negro con helado de naranja, casi nada. Con el estomago más que lleno hicimos lo que pudimos pero lo cierto es que disfruté más los platos principales que el postre, soy poco goloso.

Otra delicia: arroz cremoso con cigala rebozada en pan de almendra

Rape con almejas y alcachofas frescas

El steak tartar de Sixtina es de 10!!

A pesar de ir invitado por el Gobierno de Cantabria puedo deciros que el precio medio ronda los 50 euros por persona, cosa que veo bien por la calidad de sus productos, la presentación y lo exquisito de sus platos.



El servicio fue eficiente, profesional y amabilísimo por lo que la experiencia en Sixtina fue absolutamente perfecta. El trato ha sido tan exquisito y amable, tanto de camareros como de dueños, que no puedo más que agradecerles sus atenciones y felicitarles por haber disfrutado de uno de los restuarantes que más me han gustado en mi humilde etapa como viajero gastrónomo. ¡Tenéis que ir a Sixtina!

Más sobre mis viajes en mi blog, Myguiadeviajes,  Facebook y Twittter.

martes, 14 de junio de 2011

El Campero Solidario de Dani García

Ayer se celebró en Málaga, ¡ya era hora! un evento gastronómico-solidario promovido por el reconocido cocinero Dani García. Iniciativas solidarias en los tiempos que corren son cada vez más necesarias, por eso no me lo pensé dos veces cuando me enteré por medio de las redes sociales de que mi paisano Dani García organizaba un evento con fines benéficos en favor de Bancosol, una asociación que reparte comida a los más necesitados. El reto era importante: vender 4000 camperos al módico precio de 1,20 euros ( más 1.20 la bebida) creados para la ocasión por el genial Dani García. 





Para los que no seáis de Málaga deciros que el campero malagueño es un bocadillo de mucha tradición en Málaga y que se encuentra en cualquier hamburguesería o restaurante de comida rápida de la ciudad. Se elabora con un pan redondo, tipo mollete y va relleno de jamón cocido, mayonesa, queso, lechuga y tomate. Hay múltiples variaciones y los hay de pollo, lomo, atún, huevo....
Nuestro chef más prestigioso ( 2 estrellas michelín por su Calima) ha reinventado el campero malagueño y le ha dado un toque actualizado y exquisito. Y ha vuelto a acertar porque el resultado ha sido excelente.





Pudimos probar las tres creaciones, y hasta repetí alguna ( eran camperos pequeños, no creáis..)..campero de rabo de toro, con rúcula, queso havarti y mayonesa en su jugo, Campero de pollo a la moruna, con lechuga y puré de ras el hanout, y de cerdo ibérico con alioli de pera, mermelada de tomate y cebolla crujiente. Tengo que deciros que los tres estaban excelentes y no podría deciros cual fue el mejor.



El triunfador sin duda, la ONG Bancosol, a la irán destinadas las ganancias, y por supuesto la generosidad de todos los asistentes. Más de 500 personas pudimos degustar estos camperos tan especiales creados para la ocasión. Alguno de ellos se van a incorporar a la carta de La Moraga por lo que los podréis probar en breve.
Por descontado mis felicitaciones a Dani García porque ha vuelto a sorprender, triunfar y de paso ayudar a los más necesitados. ¡Enhorabuena por la iniciativa y por el éxito!

Más fotos del evento solidario en mi página de Facebook.

PD: Para los que no pudistéis asistir os dejo la cuenta de Bancosol por si os animáis a colaborar con esta ONG : Bancosol nº de cuenta: 21030285710030002314

jueves, 9 de junio de 2011

Restaurante Tonino, Santander

Durante mi último viaje por tierras cántabras nos han llevado por lo más selecto de la restauración local y entre otros lugares hemos visitado el restaurante Tonino, un clásico de la ciudad de Santander.

Ubicado en un barrio de la ciudad, Barrio La Torre nº 86, tlfno: 942 320 182, sus especialidades son los pescados y mariscos recién traídos del cantábrico. Es un sitio muy conocido en la zona y acuden a él muchos famosos cuyas fotos están repartidas por todo el local. 



Cuenta con varios salones bien decorados, como no podía ser menos, en estilo marinero y una amplia terraza donde disfrutamos de un espléndido almuerzo a base de especialidades de pescados y mariscos.


Para abrir boca nos deleitaron desde el aula del vino con una interesante mini cata con vinos de la tierra (  Casona Micaela y Lusía). Sorprende ver como se están haciendo esfuerzos en recuperar la cultura del vino en Cantabria. Con la cata nos traen unos entrantes que consistían en pequeñas pizzas hechas con rebanadas de pan.

Para empezar y como no podía ser de otra manera, unas anchoas y boquerones en vinagre que sabía no podían faltar. Hasta el tomate de acompañante sabía a tomate de verdad ( no como los ahora que no saben a nada). Es tremendo que uno tenga que hacerle fiesta a un tomate pero hacía tiempo que no probaba uno así. De todos modos, el protagonista del plato, las anchoas, estaban exquisitas.

Entrantes para abrir boca

Anchoas y boquerones

Al poco unas unas excelentes rabas de calamar rebozadas que estaban muy conseguidas y muy tiernas. Un plato muy simple y con mucho tirón por estas tierras pero de excelente resultado. Después unas navajas a la plancha de las que no tengo queja alguna. Me gustaron pero quizás como las pruebo a menudo no les hice mucha fiesta. Y como plato principal un  pargo o machote como lo llaman aquí, a la plancha con patatas, fresquísimo, jugoso y hecho en su punto, al que quizás le sobraban algunos ajos fritos. Pero estaba igualmente delicioso.  

Rabas de calamar

Navajas a la plancha

Machote a la plancha con ajos

Y para terminar tuve el placer de probar uno de los flanes más deliciosos que he probado nunca, el flan pasiego: dulce, cremoso y un sabor que nunca antes había probado. Un 10 para la ejecución de este flan.
El inolvidable flan pasiego que tuve el gusto de probar

El personal fue atento y eficaz, que es lo mínimo que hay que exigir cuando se va a un restaurante. De precio no os puedo hablar ya que íbamos invitados pero de calidad os puedo asegurar que van sobrados.
Sin duda Tonino es un gran lugar para probar la gastronomía marinera de esta tierra Cántabra.
Ya os iremos contando más restaurantes donde comer bien por Cantabria. 

¿Quieres saber sobre mis viajes? Nos vemos en MyguiadeviajesFacebook, Twitter o Flickr. ¡Sed felices!