Buscar este blog

viernes, 18 de abril de 2008

Venta La Viborilla: Paella y playa

Hoy voy a hablaros de esta venta al lado de la playa situada muy cerca del casino de Torrequebrada, en Benalmádena costa, concretamente en la la salida Nueva torrequebrada.

Basicamente el arroz es lo más solicitado así como frituras de pescados variados. Hacen muchas paellas al día y si la encargas a una hora, no se retrasan ni un minuto en servírtela. Paella normal, mixta o de mariscos, a elección del comensal.



Eso sí, ha habido días que he notado diferencia( será por el día que tengan en cocina) en las paellas.

Por lo demás el pescado frito y el resto de la carta es correcto. Ya he ido varias veces allí a comer paella y normalmente salgo satisfecho.

Además hay una pequeña cala debajo del restaurante con lo que puedes llevarte el bañador y echar alli el día.

Casi todos mis amigos lo han probado y suele gustar. Los precios son moderados así que este verano: Playita y paella en la Viborilla

Carretera Cádiz, km 218

Tlf: 952 56 01 62

sábado, 5 de abril de 2008

Los Gutierrez playa



Uno de mis favoritos para comer tanto pescado como arroz.
Está situado en el paseo marítimo Antonio Banderas 6, ( al lado de la torre Mónica).
Es el mejor de todo el paseo marítimo y entre los mejores de Málaga. El pescado fresco es excepcional, aunque hay que pagarlo claro. Las quisquillas de Motril y las gambas están de muerte así como las coquinas ( si entran ese día).El pescado frito también está muy bueno y los arroces son de nota.
Hay que encargarlos, pero merece la pena probarlos, especialmente el arroz caldoso con bogavante.



También hay más de un vino para probar y , a veces, hay degustaciones de bebidas.
Después de comer un digestivo viendo la playa es espectacular.
El servicio es bueno y el precio depende de lo que comas. Si tiras por marisco y bogavante pues subirá bastante.
Lo recomiendo sin lugar adudas.

Teléfono: 952 118 908‎



Después de un año ha vuelto a ir para comprobar el porqué de tantos comentarios negativos y tengo que decir que son merecidos. Los camareros secos y olvidadizos, poco tacto con la clientela, el pan duro, y de remate nos clavaron 18 euros por una fuente con sandía asquerosa, piña y melon insípido. Protestamos porque la sandía estaba rancia y no fueron ni para invitarnos al plato. Tuvimos un problema con el cambio y no se acercaban ni a la mesa. Lo dicho, me ha decepcionado muchísimo y no creo que vuelva en mucho tiempo.
Le quito una estrella y pasa a tener 2 ¡¡¡es lo que tiene la guía chikilín, hay que currarse las estrellas!!!