Buscar este blog

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Comer en Málaga: La Alvaroteca

Lejos del centro histórico de Málaga también hay vida gastronómica, aunque los restaurantes del casco histórico se lleven buena parte de la fama y de las visitas. Pero por Málaga también hay barrios periféricos donde se puede comer muy bien. Os cuento mi experiencia en La Alvaroteca, un sorprendente y genial gastrobar donde se come a las mil maravillas.


Donde está

Lo primero que llama la atención es su situación, ya que está en el barrio de Cruz de Humilladero, concretamente en calle Gerona 39. Teléfono 680 625 214. Lo segundo es su modesto aspecto desde la calle, nada que ver con lo que vas a comer dentro. De hecho, si no me lo hubieran recomendado, hubiera pasado por allí en coche y ni me hubiera percatado de su presencia.

El local

Sorprende porque desde fuera uno no se imagina lo que hay dentro. La decoración es moderna, desenfadada y bien cuidada en su salón principal, así como en el nuevo salón que han abierto recientemente. Una pequeña barra y la cocina a la vista, como debe ser.  Mesas bien montadas aunque algo cerca por el reducido espacio pero el todo es acogedor.


El espacio está decorado también con ingeniosos y positivos mensajes que logran sacarte una sonrisa, desde la puerta de entrada al baño o la entrada a la cocina.
Noté un poco de ruido ambiente, supongo que cuando uno es feliz comiendo es difícil contenerse y comentar la jugada. En poco tiempo se llenó el local y las prisas y el ruido se apoderaron de todos.

La carta

También es original la carta. Por su presentación imitando a un periódico y por lo que incluye, cocina innovadora de mucha calidad donde Álvaro Ávila da rienda suelta a toda su creatividad. Ha trabajado durante años en grandes lugares con grandes chefs y ahora en su barrio y en su local tiene más libertad: platos modernos, buena materia prima, mucho mimo y el saber hacer hacen el resto. Se puede comer aquí por ejemplo desde cocina tradicional con toques modernos hasta especialidades de distintos lugares como Asia o África así como arroces, carnes o pescados. Y no olvidaros su carta de postres o las sugerencias fuera de carta.


Todo con una magnífica presentación y con técnicas de alta cocina. Además ofrecen menús degustación con varios pases y hasta menús del día por el excelente precio de 9,95 euros.

El servicio

Muy atento, amigable rozando la camaradería y profesional, nos ofrecieron un vermú de la casa nada más empezar y fue todo un acierto. Durante el almuerzo, no paraban de preguntarnos como iba todo o si hacía falta alguna cosa. Un detalle a pulir: las conversaciones entre los camareros deben de ser más discretas....

Nuestra experiencia

Reconozco que he probado muy poco de su carta por eso me he prometido a mi mismo regresar y seguir probando algunos de sus suculentos platos.  El " lingote de foie, chocolate blanco y peta zetas " ( 13,45 euros) es uno de los platos más demandados y nos encantó. Ración abundante, una presentación de 10 y un sabor muy conseguido. Ideal para compartir en el centro de la mesa.

El arroz negro con masago,  pulpo, chipis y ali oli verde ( 9,95 euros) tenía un sabor profundo y sabroso aunque falló el pulpo, que estaba excesivamente duro. La ración una vez más más que generosa y aconsejo que sea para compartir.

El "cochinillo confitado con mango, violettes y manzana" ( 15,95)  tardó un poco en venir pero estaba tan tierno que se deshacía al tocarlo con el tenedor. Por poner un pero, uno de los lados se le había quemado, fallo perdonable pero queda muy feo en un plato.

En general puedo decir que en La Alvaroteca hay sabores profundos e intensos y que deberían pulir algunas cosas como el tiempo de espera en algunos platos o la cocción de algunos ingredientes. Pero aún así, le pongo muy buena nota y os recomiendo que os paséis por allí si queréis sorprenderos con una cocina cuidada y de mucha calidad de Álvaro. No olvidaros reservar ( 680 625 214 ) porque está teniendo tanto éxito que sin reserva os costará comer.