Buscar este blog

jueves, 26 de mayo de 2016

Asador Urizar, Lemoiz ( Vizcaya)

Cuando uno va de viaje al Pais Vasco pueden pasar muchas cosas buenas pero una cosa está clara: vas a comer a las mil maravillas. Asegurado al 100 %. Y en nuestro corto pero intensísimo fin de semana de Turismo activo que hemos tenido en la comarca de Uribe, la gastronomía no me ha defraudado.

Asador cervecería Urizar es uno de los restaurantes que hemos visitado y nos ha dejado un gran sabor de boca, además de un recuerdo imborrable. Dan para mucho sus 20 años ofreciendo cocina tradicional vasca con una materia prima de primera calidad y el sabor de toda la vida.
El concepto del local es muy curioso: mucha carne y pescado a la brasa con mesas corridas y autoservicio donde la gente pide y luego se levanta cuando su pedido está listo. Aunque también hay servicio de mesas con camareros en dos grandes salones.

El caserón en donde se ubica Urizar es de los de antes, grande y con sabor rural, no en vano el verde del entorno ayuda. Y la cocina que ofrece tiene une la tradición y el producto local, destacando los tomates o los pimientos de huertos locales, las alubias de Gernika o el txakoli del terreno.

Las especialidades de la carta van desde el pollo asado ( muy solicitado por quienes visitan este local) o el entrecot,  a pescados como el rodaballo, la lubina, el besugo o el rape a la brasa. Entrantes típicos como los chorizos a la sidra, las croquetas caseras, la morcilla de arroz o las rabas. También hay en la carta buena variedad de ensaladas, huevos y excelentes postres caseros. Resumiendo: mucho de rica cocina tradicional Vasca.


Nuestra experiencia fue tan satisfactoria que es de esos lugares que recomendaría a los amigos sin dudar. Nos trajeron unos entremeses variados que estaban exquisitos: la ensalada de tomate con cebolla es sencilla y deliciosa por el sabor del tomate de la huertas cercanas, ensalada de queso, nueces y anchoas, una buena ensalada de bacalao, suaves y exquisitos chorizos a la sidra, increíble morcilla de arroz, croquetas variadas o unas excelentes rabas, tiernas y bien fritas.




Para rematar la faena compartimos entre los blogueros un inmenso y tremendo Rodaballo de 3 kg a la brasa con el que casi se me saltan las lágrimas. Por frescura, sabor y el punto que le dieron al cocinarlo Aceite de oliva, ajos y guindillas son suficientes para hacer un pescado de un sabor increíble. No me olvidaré nunca de ese señor rodaballo y creo que nunca probaré otro igual ( la foto no hace honor).

Y en cuanto a postres otra especialidad que no podéis dejar de probar: el Goxua, una especie de natillas a base de crema pastelera, nata, bizcocho y caramelo líquido. Sublime. Y eso que no soy yo mucho de postres.

Todo estuvo regado con cerveza y txakoli de la zona, una compañía inmejorable y un fin de semana de 10. La comarca de Uribe ofrece grandes emociones al visitante.

 Web de Asador Urizar: http://www.asadorurizar.com/

domingo, 8 de mayo de 2016

La gamba Dorada, pescaitos y mariscos en Vélez - Málaga

Que suerte tenemos de comer tan bien en España. Nuestra gastronomía es envidia de muchos países del mundo, tan variada, rica y reconocida que me resulta muy fácil recomendaros buenos lugares para comer bien y salir satisfechos. Y como uno se mueve mucho y me apasiona la buena comida, sería  imposible que en este blog me quedara sin ideas.

Hace poco estuve de visita en Vélez- Málaga, el bonito pueblo blanco de la Axarquía malagueña y haciendo un alto en nuestra visita turística, decidimos ir a almorzar en La Gamba Dorada, un amplio local cuya especialidad es el pescaito frito y los mariscos, aunque también tiene algunas carnes. Y la verdad es que salimos bien contentos, aunque no esté en mi Top Ten para pescaito, es un buen lugar y a un precio muy ajustado.



El local estaba lleno de gente local ( buen síntoma) así que menos mal que fuimos a las 13:30 a almorzar, sino nos habría tocado esperar mucho. Pedimos pipirrana de pulpo ( con chanquetes incluidos), y varias medias raciones: rosada frita, pulpo a la gallega ( mejorable), boquerones fritos, una rica fritura de pescado y verduras y calamaritos o puntillitas. Todo bastante bien y las medias raciones muy abundantes.






El servicio es super rápido y los platos salen que vuelan de la cocina. ¿ El precio? Salimos a 15 euros por persona, lo cual no está nada mal así que si pasáis algún día por Vélez, es un buen lugar para comer pescaito frito.