Buscar este blog

domingo, 28 de octubre de 2012

Izartza, gastronomia de lujo en Vitoria


Nuestra última recomendación gastronómica en Vitoria es sobre uno de los restaurantes que más disfruté durante mi estancia en la capital del País Vasco. Estamos hablando de Izartza, un local situado en la Plaza de España o plaza nueva, como querías llamar a esta céntrica y coqueta plaza Vitoriana.




Ofrece una mezcla de cocina tradicional con algunos platos más actuales pero todos ellos están preparados con las mejores materias primas y el máximo esmero. Se puede venir aquí a tomar pintxos o raciones, como fue nuestro caso ya que llegamos algo tarde. 
 El local cuenta con una terraza ideal para los meses más cálidos, una barra donde tomar pintxos y un salón en la planta alta donde poder comer tranquilamente contemplando la bonita plaza de España. Para empezar nos traen un risotto que por su aspecto podía parecer arroz con leche pero que al probarlo se convirtió en uno de los mejores que hemos probado nunca. El pulpo a la gallega, un clásico que me encanta, estaba excelente, tierno, bien cocido y con sus patatas de base como dios manda. 

Risotto

Tataki de Atún
El tataki de atún fue uno de platos los ganadores de la noche porque estaba para suspirar. Fresquísimo y de un sabor excelente. Os lo recomiendo porque lo bordan. Y el bacalao en tempura fue otro de los platos que me fascinó. Por el sabor del bacalao, por su frescura y por magnífico punto que le dieron al freirlo. Sólo probamos estos 4 platos, pero no hace falta más para saber que aquí se come de maravilla. Toda la comida estuvo regada por buenos vinos de Rioja, como no podía ser de otra manera. 

Bacalao en Tempura
El trato de su dueño Jose Ángel ha sido simplemente increíble, amabilidad en estado puro. No recuerdo un lugar donde me hayan tratado tan bien a pesar de que el grupo y las horas no eran muy normales. Y tampoco pude dejar de felicitar a su cocinera porque el trabajo bien hecho hay que agradecerlo. El trabajar entre fogones es a veces muy ingrato y en cocina no reciben personalmente muchos piropos y alabanzas. En este caso fueron muy merecidos.


Sin dudarlo os recomiendo que visitéis este restaurante por el trato exquisito de todo el personal y la excelente comida que ofrece. Espero que no cambie nunca este imprescindible en el panorama gastronómico vitoriano. 


Ver mapa más grande

  Dirección: Plaza de España 5, 945235533


sábado, 20 de octubre de 2012

Iñaki Rodaballo, pintxos de diseño en vitoria


Otro de los restaurantes que hemos probado en nuestro viaje a Vitoria ha sido el de Iñaki Rodaballo, afamado chef local que ha ganado varios concursos de pintxos en el País Vasco y que ofrece una cocina moderna y original en todas sus creaciones, ya sea en forma de pintxos o de raciones. Un local muy frecuentado, muy bien decorado y con la cocina a la vista (como debe ser) para ver los movimientos de los cocineros. Desde los nombres de las creaciones, hasta los ingredientes que usa o las técnicas que utiliza, Iñaki es un referente en la gastronomía vasca. Atentos a lo que degustamos en su local porque fue mucho y bueno: Gilda, una banderilla con aceituna, pimiento, cebolla y anchoa, ideal para empezar. Gazpachito, un clásico que nunca falla aunque por la textura me pareció más porra antequerana ( he de decir que estaba muy bueno). En cambio el salpicón de marisco no me convenció demasiado. No así el En canto verde, un curiosísimo plato hecho con una patata espolvoreada con arcilla comestible y relleno de pato!!. Original, muy visual y riquísimo.

Barra de Iñaki Rodaballo
Pintxo Gilda. Sencillo pero efectivo
Gazpachito muy rico pero se ponga el andaluz...
Salpicón de marisco
Chips and ron: un imprescindible en su carta.
También probamos otro de sus pintxos estrella: Chips & Ron, una genial espuma de patata y chipirón que me pareció un acierto total por su sorprendente textura. El arroz con verduritas, setas y trufa me convenció a medias, no os puedo mentir. Y también tuvimos la ocasión de probar el tiburón ( no entero, solo unos trocitos ) y una carrillada, tierna y jugosa que se deshacía en la boca. Y de postre brownie flowers, estupendo. Todo ello regado con un buen vino de Rioja. El servicio es atento y profesional y hasta el propio Iñaki salió de su cocina para explicarnos algunas de sus creaciones. 
En definitiva, un lugar excelente para probar pintxos de diseño de mano de uno de los chefs con mejor palmarés del País Vasco. ¡¡Tenéis que visitarlo cuando vayáis a Vitoria!

En Canto verde: original y muy sabroso
Arroz con verduritas, setas y trufa.
El tiburón no me impactó
La carrillada muy jugosa y tierna.
Brownie flowers, ideal para los amantes de este postre.




Restaurante Iñaki Rodaballo. Calle Ricardo Buesa, 4. Vitoria 945 222681

martes, 16 de octubre de 2012

Restaurante El Portalón, Vitoria

Nuestro paso por Vitoria ha dado, como podéis imaginar, para comer más que bien ya en esta buena tierra tienen la sana costumbre de amar la buena gastronomía. Para nuestra primera cena nos han llevado a uno de los lugares con más historia y renombre de la ciudad: El Portalón. Una casa de postas del siglo XV y ejemplo de la arquitectura medieval mercantil donde hace unos siglos se podía comer, dormir, hacer negocios y hasta rezar. Fijáos si era importante que hasta tenía una capilla ya que cuando la muralla de la ciudad cerraba y las iglesias eran inalcanzables, era la única forma de pedir favores a Dios.... El local es brutal y la decoración de la época es impresionante. Nada más entrar por su enorme puerta ( aquí entraban hasta los carruajes cargados de mercancías) se respira una atmosfera diferente que te hace retroceceder en el tiempo. No en vano, aquí está todo está igual que hace unos siglos, salvando algunas restauraciones que han respetado el estado general de esta casa de postas.


Uno de los salones de El Portalón
Cerveza Keler para acompañar

Sus distintos salones desprenden historia por los cuatro costados y el nuestro, donde los mercaderes negociaban los precios de la lana, es realmente espectacular y lleno de pequeños detalles que hacen del local algo único. Pero vamos a lo que se viene aquí, a comer bien. Su carta ofrece muchos entrantes variados, mariscos, sopas y arroces, carnes y pescados. Nosotros hemos degustado el menú Torre Anda ( 39 euros iva no incluido) compuesto por unos riquísimos pimientos de cristal con emulsión de oliva,  una selección de ibéricos de bellota, un buen surtido de croquetas que me han gustado. El atún rojo con pil pil frio de soja me ha gustado bastante aunque he encontrado el plato "demasiado vacío", que le vamos a hacer. 
Hasta la camarera es de época...
Pimientos de cristal
Croquetas variadas
surtido de ibéricos
Atún rojo
solomillo a la brasa

El solomillo a la brasa está bastante rico, se nota que la carne es de la calidad aunque de nuevo echo en falta más acompañamiento... Y de postre helado de yogurt con infusión de frutos rojos. Recomendable. La verdad es que todo está muy sabroso aunque francamente tengo que decir ( no puedo callarlo) que me impresionó más el lugar que la comida de esa noche…. Comer de menú tiene estas cosas y seguro que si comemos a la carta salimos más satisfechos.
Helado de Yogur con infusión de frutos rojos

Hasta el baño es de época
Buena bodega
Y para terminar nos mostraron su bodega ( antiguas cuadras donde los animales pasaban la noche), que es digna de mención, con mucha variedad de caldos y reseñas de vinos muy importantes como Pago de Carraoveja, uno de mis vinos preferidos. Por historia, decoración y comida, hay que venir aquí si visitáis Vitoria Gasteiz, la encantadora capital del país Vasco. 
- C/ Correría 147. 945 142755


martes, 2 de octubre de 2012

Venta Melchor, El Colorado. Conil de la Frontera


Supongo que os gusta viajar y el buen yantar. Por eso visitáis mi blog de viajes y mi blog gastronómico en busca de nuevos lugares o ideas para comer bien y salir satisfecho. Y hoy, en un ejercicio de altruismo impropio de estos días os voy a recomendar un lugar donde váis a comprobar como el arte del buen cocinar está al alcance de unos pocos elegidos. Y estos elegidos que os traigo hoy tienen nombre propio: Juan Carlos y Petri, gerente y jefa de cocina respectivamente de este genial restaurante gaditano del que me he enamorado perdidamente.
Su restaurante, Venta Melchor, es uno de los lugares donde mejor he comido últimamente combinando a la perfección recetas tradicionales de la zona con las más inovadoras.



Situación

Fundada en 1960  a pie de la carretera que une Cádiz y Málaga, empezó siendo venta para viajeros y hoy en día es un restaurante en toda regla en el que Juan Carlos y Petri se encargan de que todo comensal salga de allí satisfecho con la comida y feliz con el trato.


Ctra Cádiz-Málaga Km18, 11149
956 44 50 07 


 
Ver mapa más grande


El local

El local está decorado de forma muy acertada, recordando a las ventas de carretera antiguas. Cuadros de toreros, objetos de anticuario, muebles antiguos y una colección de sombreros muy curiosa... Tiene varios salones y una terraza acristalada.



La carta

La carta no tiene desperdicio, incluyendo productos de la tierra y el mar según temporada como el atún o la ternera retinta. Y mención aparte los potajes y guisos, esos platos de cuchara que tanto nos gustan en Andalucía y que aquí los bordan: berza de arrroz con tagarninas, alcauciles con habas y chicharros ( si no sabéis lo que son tenéis que venir a probarlos), garbanzos con acelgas o papas con chocos. Pescados de la zona y carnes de calidad como el solomillo de retinta al foie de pato o el rabo de toro al vino tinto. También organizan distintas jornadas por lo que podéis visitar su web para más información:

http://www.restauranteventamelchor.com/ 

Pero también cuenta con platos más innovadores como el paté de morrillo de atún, crujientes de cordero lechal con couscous, los calamares rellenos al jerez o el atún dorado. Y los postres también son también de nota: flan de pistacho, natillas al aguardiente o mousselina de café imperial. Todo casero, abundante y de un sabor insuperable.

Ensaladilla de papás aliñás


La bodega

Cuenta con una amplia selección vinos y con muchas referencias de vinos locales, que son excelentes.

Mi experiencia

Me dejo ya de historias y os cuento lo que comimos, que fue mucho y bueno. Para los niños nos aconsejó Juan Carlos un pez espada rebozado con patatas y huevo que es una delicia. El propio Juan Carlos no duda en troceárselo a uno de los niños y yo casi me lo como yo al probarlo. ¡Mis hijos no han probado un pescado más rico en su vida!! ¡Y hasta el ketchup es casero y está riquísimo!!

El pez espada rebozado. De los más rico que he probado.

Dejamos que nos aconsejase para los entrantes ( Juan Carlos es un artista y sabe muy bien como contentar a sus clientes) y acertamos plenamente ( otro punto más a su favor). Nos traen una "ensaladilla de papás aliñás", especialidad de la zona, deliciosa e ideal contra el calor. El pate casero de perdiz de monte me resultó exquisito por su suavidad. Y del arroz negro con chocos de trasmallo todavía me acuerdo. Creo que de los mejores arroces que he probado nunca, con un suave alioli que lo hace perfecto ( aunque ese color negro pueda asustar  un poco).

Paté casero de perdiz de monte
De nota las berenjenas de primor con almejas

Como me habían hablado de su salmorejo con ibérico, probamos una tapa que me resultó suave, cremoso y muy sabroso. Hay que probarlo.

También nos traen unas sorprendentes berenjenas de primor con almejas que me impresionaron. Nunca antes las había probado con esta verdura y el resultado es excelente. Y como quería probar el arroz bomba con carabineros nos traen una ración para compartir: maravilloso!!! Todos los ingredientes en su punto.
Después de tanto entrante el estómago está casi lleno y viene los platos principales. De ellos probé el mío, claro está, y alguno más que me dejaron probar ( para hablar en el blog voy probando todo lo que se me pone por delante...). Mi atún dorado de Tarantelo está fresquísimo y tiene un sabor a mar espectacular. Se nota que estamos en zona de pesca de Atún.

Arroz bomba con carabineros
Arroz negro con chocos
Atún dorado
Y el cabrito lechal con cous cous es otro plato que pedimos y que me gustó. Los demás comensales pidieron otras carnes que sólo pude fotografiar pero a juzgar por como dejaron los platos debían estar deliciosas.
Después de semejante festín vienen los postres. Caseros, como no. Flan de pistacho, mousse de coco, mouse de turrón, pudding de chocolate con helado de vainilla....Pruebo un poco de cada pero mi estómago dice basta. Una infusión y un licor de hierbas ( caseros también) me vienen como anillo al dedo para hacer la digestión.

Cabrito lechal con cous cous
Flan de pistacho
El servicio

Hablar del trato que dispensa Juan Carlos en sala es complicado, no sabría como catalogarlo. Digamos que es una mezcla de amabilidad, cercanía, buen humor, profesionalidad y show. Juan Carlos es un artista y domina los tiempos como el que más. Un personaje único que le da a este restaurante un plus más de genialidad.

Precio 

Os aviso que Venta Melchor no es barato, pero la calidad de los productos y el sabor de los platos son muy difíciles de igualar. El precio medio de este restaurante rondará los 40-50 euros por persona, dependiendo de los platos y el vino que elijáis. No es para ir todos los días (al menos yo que soy un pobre currante) pero si para una ocasión especial y daros un homenaje de buen comer!!.

Rincón del comedor
Juan Carlos y Petri       Foto: Cosas de Comé.

Conclusión


Un lugar sorprendente que Petri, la jefa de cocina, lleva a la perfección con maestría y productos de alta calidad. Aquí no prima la presentación, aunque es cuidadosa, sino el sabor de los platos. Y en la sala, Juan Carlos, entre chiste y anécdota os puede aconsejar algunos de los deliciosos platos de temporada que cocinan. Dejaros llevar y disfrutad de uno de los mejores fogones de Andalucía.


" Lo que nos empuja para que este barco navegue a buen puerto, como si de una labor artística se tratase, es que nuestros clientes se sientan cada vez más cómodos y a gusto en nuestra casa".
                                                                                                                             Juan Carlos y Petri.


¡¡ Muchas gracias a los dos por hacernos disfrutar de la buena cocina!.Volveremos!