Buscar este blog

lunes, 11 de abril de 2011

Mesón Ruta del Califato, Baena ( Córdoba)

Barrio de la almedina, Baena


Como bien sabéis, y si no yo os lo cuento, he estado hace poco en un famtrip o viaje de familiarización en Baena, Cordoba, invitado por su Ayuntamiento y su proyecto cultural Baenacultura, donde hemos comprobado la riqueza de este pueblo cordobés. Os dejo mi entrada sobre el enriquecedor día:
http://myguiadeviajes.blogspot.com/2011/03/encuentro-en-baena-cordoba.html

Y además de conocer a buenos bloggers de viajes y de admirar los tesoros arqueológicos y culturales de Baena, tuvimos la ocasión de degustar su exquisita gastronomía en el Mesón Ruta del Califato, en plena Almedina árabe, un barrio laberíntico con un encanto especial situado en la parte alta del pueblo.
Su dirección: C/ Coro, 7 y 9. Tlfno: 656252717-18
Allí nos llevaron a almorzar después de una fructífera visita a Torreparedones, yacimiento arqueológico recién inagurado. Y consiguieron que saliéramos de allí encantados y satisfechos.



Para empezar el protagonista es el aceite, como no. Un aceite que nada tiene que ver los aceites comerciales que probamos a diario en nuestras ciudades  De sabor exquisito, es excelente como aperitivo para tomarlo con pan.

El aceite de Baena: oro líquido



De entrantes  probamos una ensalada caprese, típica italiana, con tomate, mozarella y albahaca. El magnífico aceite le dió un sabor exquisito a un plato tan simple. También no traen para compartir croquetas caseras de toda la vida.  Bastante ricas aunque he de reconocer que no son mi predilección. Y para terminar con lo entrantes una cazuela con rollitos de bacon y queso que estaba bastante rica.

Croquetas caseras


Cazuela de rollitos de bacon y queso


Y como plato principal nos dieron a elegir entre Rabo de Toro o Bacalao confitado. Opté por éste último y no me arrepiento ya que me pareció de una frescura y calidad sin igual. En el pueblo vecino de Castro de Rey hay una empresa que se dedica al Bacalao y es algo típico por esta zona este plato tan portugués. 
La verdad que no recuerdo haber comido un bacalao tan bueno, sabroso y fresco en mucho tiempo.  
Y para terminar un postre universal, tarta de queso. Para el café casi no hay tiempo ya que tenemos que seguir la ruta para ver el Castillo de Baena y el Museo Arqueológico Municipal.

Bacalao confitado: espectacular

Tarta de queso.



Os puedo asegurar que he comido de maravilla en este restaurante de cocina tradicional. Pero no sólo aquí se come bien, ya que sé de buena tinta que en toda Baena la gastronomía es excelente. Como pienso volver algún día, con más tranquilidad, probaré más platos de la zona y otros restaurantes, pero seguro que mi estómago saldrá encantado ya que en Baena se come de diez.

Para más información sobre mis viajes podéis visitar mi página, myguiadeviajes, Facebook y twitter.
¡Nos vemos amigos!